RITUAL DE LA PASTORA

Ceremonia con la planta maestra Salvia divinorum
en Bogotá

Previous
Next

La Salvia divinorum es una extraordinaria hierba visionaria. Produce un estado de conciencia profundamente introspectivo que es útil para la meditación, la contemplación y la auto-reflexión. Sus efectos son únicos y no se pueden comparar con los efectos de otras medicinas. Las personas que se sienten más atraídas por ella son maduras y de mentalidad filosófica.

Daniel Siebert, experto en Salvia divinorum

La ‘Pastora’ o Salvia divinorum es una planta maestra de la región de Oaxaca en México, utilizada en ciertos rituales chamánicos. Las plantas maestras tienen la capacidad de transmitir enseñanzas siempre que las tratemos con respeto y humildad. La Ayahuasca, el San Pedro, el Tabaco, los Hongos psilocybes, la Coca son algunos ejemplos de las llamadas plantas maestras.

La Salvia divinorum es una planta femenina, una princesa del mundo vegetal, que puede aportar apoyo, claridad y bienestar a quienes lo deseen. Tiene propiedades medicinales, terapéuticas y espirituales. 

Propiedades medicinales: 
  • como tratamiento para la artritis e inflamación, 
  • dolores de la cabeza, 
  • trastornos gastrointestinales, 
  • sistema inmune bajo,
  • eczemas y hongos, 
  • infecciones vaginales, 
  • cistitis, 
  • calambres menstruales, 
  • bronquitis, 
  • fiebre, 
  • contracturas de espalda.
Virtudes contra las adicciones:
Por la forma en que funciona en el cerebro, tiene un potencial de liberación de la adicción al cortar el mecanismo de búsqueda constante de satisfacción sensorial externa. Así ayuda en los procesos de abstinencia del alcohol, cannabis, cocaína o cualquier otro estimulante.  
Potencial terapéutico:
Ayuda a liberar traumas inscritos en el cuerpo y la psique, mostrándonos cómo soltar el dolor acumulado y afrontar el presente desde una nueva perspectiva, renovada por el perdón, la compasión y la dulzura. 
Tiene un gran valor ansiolítico lo que permite salir del estrés, los miedos y la depresión. 
Catalizador espiritual:  
La Pastora es una planta muy espiritual. Nos devuelve de manera directa a nuestra verdadera naturaleza: paz, claridad, ‘no mente’ (mindfulness), enseñándonos el camino de la meditación y del flow en el presente. 

El ritual

El trabajo con una planta maestra exige un ritual hecho con  sinceridad y devoción. En Cuerpo Vibrante tenemos una larga experiencia en acompañar personas a espacios sagrados de conciencia expandida, ya sea con plantas o sin ellas.

Método de ingestión y dosis

El uso tradicional de la Salvia prohíbe la forma fumada, que viola su espíritu. Se utiliza por vía oral, en forma masticada. La Salvia entra en el cuerpo a través de la vía sublingual y las membranas mucosas de la boca. La dosis recomendada es media o baja (entre 8 y 24 hojas), lo que permite un contacto gradual y amistoso con la planta. 

Confidencialidad y seguridad

El espacio ritual está compuesto por un altar tutelar y los acompañantes garantizan la confidencialidad de la experiencia de cada persona y el respeto y la seguridad de todos los miembros.  

Experiencia visionaria

La Pastora es una planta que induce la visión y la comprensión. En muchos casos se reporta un aumento de la percepción, una conexión vigorizante con la naturaleza y consigo mismo a través de un transe dulce onírico similar a un sueño lúcido.

Preparación e intención

Los participantes deben prepararse varios días antes de la sesión (al menos 7) cuidando su alimentación con una reducción del azúcar blanco, las grasas, la carne roja, el gluten, el alcohol, el tabaco y el cannabis. Se les invita a meditar sobre una intención positiva relacionada con la salud física, emocional o espiritual y a conectar con el espíritu de la planta que se le dio a la humanidad para ayudarla en su camino evolutivo. También se les invita a aclarar su sexualidad absteniéndose de tener relaciones sexuales durante 7 días antes del ritual. 

Apertura e invocación

El ritual comienza con una ronda de intervenciones, en la que cada persona declara su intención y la deposita en el altar ceremonial. 

Se realizan unos sencillos ejercicios de relajación y respiración para entrar en la sacralidad del presente. A continuación, se invita a los participantes a tomar una cantidad moderada de hojas de Pastora (entre 8 y 24 hojas) y a conectar con el espíritu de la planta. Mastican las hojas en silencio en un entorno cálido y seguro en semi oscuridad durante 20-30 minutos. Al final de este tiempo, se acuestan con una manta y un antifaz para entrar suavemente en el mundo de la Pastora. 

Música, vibración y limpieza energética

Una vez que todos están acostados, los guías acompañan la experiencia visionaria con sonidos sagrados (cuencos, tambores, cantos sagrados, mantras, didgeridoo…) y la prendida del sahumerio (quema de incienso purificador: copal, resinas, tabaco, salvia blanca, etc.) La experiencia visionaria dura entre 60 y 90 minutos. 

Meditación y acción de gracias

Los efectos se disipan gradualmente para dar lugar a una gran calma mental y emocional. Es un tiempo de silencio y recogimiento. Invitación a conectarse con el amor, el perdón y la gratitud. Los que quieren pueden hacer una segunda ronda, masticando otros pares de hojas. 

Integración

Los participantes están invitados a compartir su experiencia con el grupo y los acompañantes. Retroalimentación para poder transponer a la vida cotidiana las enseñanzas obtenidas a través de la planta y el ritual. Una semana después de la ceremonia, se invita a los participantes a una reunión virtual para compartir, hacer preguntas y continuar la integración de la experiencia. 

¿Para quién? 

El ritual está abierto a todos. Cualquier persona en búsqueda de paz interior y armonía puede beneficiarse de la ayuda de la planta.  

‘La salvia es especialmente útil como herramienta para obtener una visión y claridad cuando uno se siente confuso sobre su trayectoria de vida o sus relaciones.’ Daniel Siebert.

Grupos limitados a 10 personas 

Nota: el uso de la Salvia divinorum es legal en Colombia

Regístrate y reciba la newsletter de Cuerpo Vibrante con prácticas y programación mensual